TAL VEZ HOY

Colocarse una tupida venda antes de que la herida sangre a borbotones.
Tal vez blindada excusa, refugiada en los muros del miedo descarnado.
Cautela disfrazada de sutil inteligencia.
Helarse y detener sus minúsculas gotas al borde del abismo.

Tal vez, deliberadamente acaso, cubro a medias tan solo
los ojos con traslúcido velo.
A sabiendas de todo y no por ello menos intensos,
puedo oírme uno a uno los latidos a un tiempo acompasados.
Tal vez hoy dirija la mirada al encuentro del otro
y permita escuchar sin cortapisas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

¿QUIERES TERMINAR CON LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN?

DOCENTES NO DECENTES