TAL VEZ HOY

Colocarse una tupida venda antes de que la herida sangre a borbotones.
Tal vez blindada excusa, refugiada en los muros del miedo descarnado.
Cautela disfrazada de sutil inteligencia.
Helarse y detener sus minúsculas gotas al borde del abismo.

Tal vez, deliberadamente acaso, cubro a medias tan solo
los ojos con traslúcido velo.
A sabiendas de todo y no por ello menos intensos,
puedo oírme uno a uno los latidos a un tiempo acompasados.
Tal vez hoy dirija la mirada al encuentro del otro
y permita escuchar sin cortapisas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)