DE VEZ EN CUANDO...

De vez en cuando llegas al final del sendero,
te detienes y observas un cruce de caminos sin bordes ni señales.
Desértico el paisaje,
no hay ruido alguno en él,
no hay ecos de unas voces que te marquen el paso,
ni alimento, ni agua, tan solo una infinita y cegadora luz.

Rebusco en mis bolsillos un arrugado mapa,
lo olvidé en el intento
de no morir ahogada de experiencias pasadas.
Mas no me importa y adelanto dos pasos a poniente.
Miro a un lado y al otro. Y comprendo.
De vez en cuando el mundo
desdibuja fronteras y amplía el horizonte.
Y derrumba los muros a su paso.

Y remueve las piedras y el albero.



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

¿QUIERES TERMINAR CON LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN?

DOCENTES NO DECENTES