Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

¿PRIMERA LÍNEA DE COMBATE O RETAGUARDIA?

Imagen
¿Tú tratas de pasar desapercibido?, ¿eres de esas personas que se esfuerzan por no llamar la atención en exceso? Yo rotunda y directamente no. En absoluto. Y me niego. ¿Por qué habría de hacerlo, además? Es algo que nunca ha ido conmigo, pero que a medida que he ido cumpliendo años he afianzado, incluso. Cuando era niña y más tarde, de adolescente, de jovencilla, nunca sentí la necesidad de esconderme. He sentido vergüenza ante las cosas, naturalmente, pero esa emoción nunca me ha comido terreno hasta el punto de necesitar echarme un velo sobre el cuerpo que atenúe quién soy. Jamás me planteé tener que hacerlo, porque no observaba doblez tampoco en mostrar cómo era y quien era, defectos y virtudes. Siempre lo vi un camino natural. Creo que esa edad resulta determinante en la elección del camino que tomarás en futuro. No ha de ser definitivo ni absoluto, pero sí marca una tendencia repetida a colocarse en la primera línea de combate o en la retaguardia.      La cosa es que a e…

LA ECUACIÓN DE DIRAC: (∂ + m) ψ = 0

Imagen
Hoy he leído esto por ahí y he decido enamorarme de la física. Y entender que una mujer de letras como yo puede también sucumbir a la ciencia cuando descubre que hay poesía en ella. Porque la ciencia es vida. Y en la vida hay poesía, ¿sabéis? (Está por todas partes). Pues bien, hoy he descubierto la Ecuación de Dirac, y me encuentro absolutamente fascinada por ella, ya que es un desafío abierto y valiente a las distancias, y un canto a las uniones indisolubles del alma. ¿Hay algo más bonito que saber que algo te une a otra persona de por vida como si fueseis un mismo ente? O mejor dicho, saber que en algún momento del camino compartisteis un extracto, una esencia tan auténtica y secreta de vuestros interiores, que siempre perdurará ese efecto espejo entre ambos. Siempre acaricié esta idea y sé que existe, lo sé, porque siempre tuve el pálpito de que cuando dos cuerpos concretos se rozan y despiertan al tiempo y mutuamente de sus respectivos letargos, cuando transfieren su energí…

LO PROMETIDO ES DEUDA: AL AMOR DE MI VIDA

Imagen
Él me pidió que le escribiera algo bonito, sin darse cuenta de que lo bonito es lo que a mí me hace escribir sobre él. “Para variar”, decía, sin percatarse de que incluso cuando hago tronar el cielo hasta crujir, todo es por él. Quería un recuerdo en el papel, pero es que estalla la memoria por los márgenes y ya he llenado cientos de páginas con miles de matices. Desde el negro más áspero hasta el blanco más depurado de intenciones. Y es que escribo que da gusto desde que puso un pie en mi vida, porque cuentan los que mucho saben de esto que a mayor sentir, más prolífico se vuelve uno. ¡Y doy fe de que es así! Que hay días en los que rasco las paredes de pura necesidad de tinta. De pura necesidad de él.
   Nunca le he contado qué es lo que siento cuando me invade la necesidad de escribir sobre nosotros, sobre mi amor, sobre él. Él si ha podido decirme qué le atraviesa la sangre cuando lee mis palabras colocadas una junto a otra, y llenas de intención. Llenas de mí. Él sí. Pero …

MIS CANCIONES (11): Se puede amar

Imagen
ACÚSTICO



Llegaste un día para cambiarme de pronto la vida, dibujamos todas las salidas llegaste y supe ser feliz.
Bésame o mátame, no vaya a ser que me enamore y me pidas que abandone esta vez.
No hay quién se atreva a dudar de ti y de mí, ni quién controle este amor y este sufrir, no hay quién nos diga lo que no hay que decir, y si me gritan que hoy me debo ir.
No hay quién me pare yo sé que es de verdad, se que te asustan mis ganas de luchar, no dejaré que esto se acabe sin más, sé que se puede, se puede, amar.
Ignora el ruido, recuerda solo todo lo vivido conmigo, hay un futuro si nos quedamos unidos, rendirnos nunca fue una opción.
Así que, bésame o mátame, no vaya a ser que me enamore y me pidas que abandone otra vez.
No hay quién se atreva a dudar de ti y de mí, ni quién controle este amor y este sufrir, no hay quién nos diga lo que no hay que decir, y si me gritan que hoy me debo ir.
No hay quién me pare yo sé que es de verdad, se que te asustan mis ganas de luchar, no dejaré …

RELATOS ENCRIPTADOS: La luz

Imagen
No se atrevía a abrir los ojos por si al hacerlo el decorado era totalmente distinto a lo que esperaba. ¿Y si era todo como antes?, ¿como hace dos semanas?, ¿o un mes? Se mantuvo impasible, sin inclinarse un centímetro ni mover sus pies. Podría haber estado en lo alto del Everest y apoyada sobre una piedra minúscula, que no le habría pasado nada. Procuraba no respirar y temía que los latidos de su corazón no provocasen eco o movimiento alguno. De pronto le vinieron unas ganas de estornudar imparables, aguantó y aguantó… y aguantó. Shhh. Consiguió frenarlas, ¡uff! Relajó su mente y se dijo a sí misma que tarde o temprano tendría que moverse de donde estaba. Quería hacer algo, pero no se atrevía. Por un lado se decía que debía actuar y por otro quedarse quieta. La tierra bajo sus pies podría reaccionar, y a lo mejor lo que se esperaba de ella era precisamente que se quedase quieta para que el mundo pudiera decidir. Comenzó a despegar sus párpados, muy poco a poco, elevando lentame…

CORAZÓN

Imagen
     El corazón es un instrumento que viene sin libro de instrucciones, pero instruir al corazón es el mejor camino para que deje de ser instrumento y se convierta en tu mejor arma. ¡Paradojas de la vida! Cuando te lo dan viene programado por un sistema de serie bastante básico. Y eso no habría de suponer problema alguno, siempre podría enriquecerse con algún complemento, si no fuera porque está estandarizado, despersonalizado, desnaturalizado. Falla. De A a C, pasando por B. Y,… ¡no, no, no! Porque supuestos hay veintisiete, tantos como las letras tiene el alfabeto, y a veces para volver a A hay que pasar por Z. Así que, paso obligado: desprográmalo. Desinstala el sistema que viene de serie y crea el tuyo propio, uno que se adapte a lo que te vaya sucediendo. A ti y a las personas. No des por malo lo que no se parece a lo que te contaron. Ni por bueno lo que la gente cuenta. ¿Qué sabe nadie cómo eres tú por dentro? Diseña tú el camino.
  El corazón es un mecanismo sofisticado y armón…

ÚNICA (Frontera 601)

Imagen
Agradar, gustar, encantar, adorar, apasionar, querer, enamorar, amar,… Gradaciones y jerarquías. Porque en esta vida tendemos a jerarquizarlo todo. Nuestra mente necesita patrones, tablas y moldes, calificaciones, nombres y clasificaciones. Para saber. Para ubicarnos. Para poder decir. Para poder contar. El qué, el quién, el porqué y el cómo. Para explicarle al mundo lo que somos, lo que soñamos, lo que sentimos, lo que pensamos. Pero lo cierto es que para nosotros mismos no hay medidas ni pesos. Tampoco necesitamos un orden lógico de intensidades, ni una cronología de avances. No somos tontos. Sabemos lo que hay. Diferenciamos perfectamente lo que nos resulta agradable, aquello que nos gusta, la voz que nos encanta y el ser a que adoramos. Sabemos sentir quien nos apasiona, detectar por quién velamos porque lo queremos, pronunciar el nombre de quien nos ha enamorado y el alma de quien amamos. No es necesario ponerle puntuaciones. Sabemos y sentimos.       Ya lo decía Borges con…

MIS 5 AÑOS & MIS 60O TEXTOS 🎂 FELIZ CUMPLEAÑOS 🎂

Imagen
🎂
      El domingo por la mañana es mi momento favorito de la semana para escribir. Siempre lo ha sido y hoy no va a ser una excepción. Este texto que hoy publico hace la entrada número 600 que escribo en este blog. Y paralelamente en estos días se cumplen5 años de su puesta en marcha. ¡600 textos ya!, ¡seiscientos desahogos! Y me siento sincera, profunda y humildemente orgullosa de ello. Pero sobre todo, con un sentimiento tan sencillo, como bello: me siento contenta por ello. Cinco años de vida, cinco años de letras. 
    Me han pasado muchas cosas a lo largo de este último lustro. Muchísimas. No las creeríais. Experiencias esenciales, para mí y para cualquiera con los pies sobre la tierra y los sueños por ahí danzando al aire. Y es que en esta etapa, precisamente, he tenido que enfrentarme a los momentos más determinantes de mi madurez.  A los cambios más bruscos, a las caídas más estrepitosas, a las vivencias más intensas y a las euforias más vociferantes. En efecto, ese punto de…

MOMENTOS X (O cómo empequeñecer a una mujer)

Imagen
Me levanto temprano. Me ducho, desayuno y me arreglo. Ahí vivo mi primer momento X del día. Salgo de casa para coger mi coche e ir al trabajo. Al abandonar el portal y pisar la calle, segundo momento X. Continúo caminando calle arriba, tercer momento X. Entro en el coche y circulo durante unos veinte minutos. Cuarto momento X.  Empieza mi jornada laboral, doy mis clases, trato con mis alumnos y con mis compañeros, y durante la mañana vivo un conjunto de mini momentos que unidos dan lugar al quinto momento X. Terminan mis clases y vuelvo a casa. Hoy he quedado a comer con alguien. De la que me dirijo a mi destino vivo mi sexto momento X mientras conduzco, y mi séptimo momento X mientras camino hacia el lugar en el que he quedado. Allí me siento, me relajo, charlo en buena compañía y pido algo rico para comer. Tiene lugar mi octavo momento X. Y pienso que aún estamos en el ecuador del día. La sobremesa es placentera, salimos a la calle y paseamos un poco, que siempre está bien ayudar a b…

A FALTA DE PACIENCIA

Imagen
Me encuentro en un momento de mi vida en el que me escasea la paciencia para temas absurdos y comportamientos aún más absurdos. Puedo tardar minutos en mandar a alguien al carajo solo con que me toque un poco la moral y vea que no sabe estar a la altura de las circunstancias, y además sin que me duelan prendas. Me encuentro en ese tránsito en el que todo puede pasar. Justo en ese punto en el que o bien decida que todo continúe avanzando y yo responda a ello como lo he hecho siempre, o bien me dé la media vuelta y, cambiando de ruta, extirpe determinados principios para siempre. Justo ahí. En ese que me arrastra a no mirar más allá de esta noche, tal vez de mañana. Pero ni un segundo más. Ese que me impulsa a mirar qué es lo que me apetece, cuándo, dónde, cómo, con quién. Lo que me apetece, sí. Ese,.. ese en el que yo decido, sin lugar a discusión. Ese que hace que no me cueste decir “no” a todo cuanto no me motive en demasía. Y “ni hablar” a todo lo que no me motiva en absoluto.…

DE PADRES INTRUSISTAS Y OSADOS, HIJOS DEPENDIENTES Y DESCARADOS

Imagen
Año 2017, mes de mayo. Se abre la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp y los miembros de un grupo comienzan a charlar. Este se forma por padres y madres en sus cuarenta. ¿Sus hijos? Chicos de entre 17 y 19 años. ¿El punto de unión? Son todos alumnos de Segundo de Bachillerato de un mismo grupo. ¿El motivo de formar ese grupo de chat? Estar al día de sus exámenes, trabajos, día a día del aula, conflictos con los profesores, etc…      El caso anterior es absolutamente cierto y cercano a mí. Jamás pensé que tendría que ver cómo determinados padres se esfuerzan con todo su ser, se dejan la piel, y guerrean con uñas y dientes por conseguir un trabajoso objetivo: convertir a sus hijos en unos seres completa y absolutamente dependientes, nada resolutivos, mimados, caprichosos, y alejados del mundo real y de la perspectiva de quiénes son. Me resulta espeluznante y lo encuentro el comportamiento opuesto a una labor educativa sana y provechosa. Si me llegan a decir que los hijos de …