...QUE HACEN QUE LA VIDA VALGA LA PENA (I)


El gusto por los pequeños detalles.
El detenimiento y esmero al hacer las cosas.
La búsqueda constante de la elegante belleza.
Las miradas curiosas.

El no comformarse con lo conseguido.
El no dar la espalda a los sentimientos,... propias y ajenos.
La lealtad a los propios deseos.
La valentía ante cada cambio que te ofrece la vida.
Pensar que lo que está por venir será mejor que lo vivido.

La caricia de tus seres queridos.
El beso recibido mientras duermes.
La mirada clara de quien te lee el alma.
Las manos quitatemores de tu madre (o de tu padre, o de tu hermano...).
La cálida voz del amigo al otro lado del teléfono.
El amor hecho verbo.

Tus ojos. Mis ojos.
Tus besos. Mis besos.
Tus manos. Mis manos.
... y más, mucho más.



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)