NOCTURNO V



Es hora de irme a dormir, pero antes de forzarme he entornado el vaso buscando unas escasas gotas que se deslicen eternas hasta mi boca. No quedaba nada que me aplacase esta constante sed. Nada que me hiciese pasar el enmarañado nudo que me recorre desde mi ajada garganta hasta mi seco vientre.

Se enreda el trabado a su paso con mi glotis, por lo que tragar las imágenes fijas se me hace inevitablemente imposible; con mis pulmones y a cada exhalación me aguijan las aristas del alma; con mi estómago, lo que me mantiene desnutrida por una severa dieta de tan solo un alimento ya caduco.

Nada que me aplaque esta constante sed…

(Soñaré con una cascada de agua inagotable; lo que ya no sé es que tal se llevará con el torrente que ya llevo dentro. Dicen que somos un 85% de agua…)

AUDIO RELATO - Música: Once upon a time in America, Ennio Morricone 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)