ME ENCONTRARÁS ALLÁ, EN EL FONDO DE MIS SUEÑOS

Me encontrarás en el fondo de mis sueños.
Allá donde el agua es gris verdosa, donde apenas hay luz, ni se oye ruido alguno que impida escuchar la verdad de las cosas.
Allá donde no he de mantener la compostura, donde las decisiones no están sujetas a convencionalismos, ni  he de ir rompiendo los ladrillos de unos muros cimentados en miedos.
Allá donde me conozco profundamente, donde siempre sé quien soy, donde nunca yerro el paso. Donde no hay ida y vuelta al pensamiento, ni busco el sentido oculto de las cosas. Donde el psicoanálisis es todo y nada al mismo tiempo.
Allá donde no hay temor a perder nada, donde solo se siente, donde se es libre para amarse a gritos, para reír cantando y llorar sin dramas. 

Me encontrarás en el fondo de mis sueños. 
Allá donde nunca hay partidas. Donde somos más listos. Donde no hay ataduras a un pasado cetrino ni planes predispuestos a algún futuro incierto. 
Allá donde soy única, donde me baño en calma en mis imperfecciones, donde pido el abrigo y lo recibo. Donde busco cuidados y no demuestro nada. Nada más que mi yo.
Allá donde nadando recorro el mar desnuda. Allá mismo.
Allá donde no hay conformismo, ni vidas de segunda; allá donde se buscan las nuevas experiencias, se reúne el valor, ¡y se vive! Y se sueña. Y se despierta al sueño, despojándose entonces de cadenas y anclas.

Me encontrarás allá, en el fondo de mis sueños. 
En donde las palabras no se dan ya por dichas. 
Allá donde no se da nada por sabido, no hay pasos asumidos ni están las cosas hechas. 
Donde nada se mide y donde todo brota sin reservas. Donde los hechos hablan por sí solos, y muestran. Y demuestran. Donde nada es efímero.

Me encontrarás allá, en el fondo de mis sueños. Si es que puedes dormir. Si es que sabes soñar. Si es que sabes vivir.




Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)