ELIJO

By MARÍA GARCÍA BARANDA - septiembre 16, 2018





Elijo la utopía con cerebro.
Y el sueño traspasado desde la noche al día.
Y el realismo vestido de ilusión,
y los pies en el suelo descalzos de culpas.

Elijo seguir creyendo y continuar creando,
de vuelta de las cosas, pero también de ida.

Elijo estrellarme con el suelo
y elevarme hasta el cielo en un mismo día, si es preciso.
Eso ya lo veremos.

Elijo la verdad,
desvestir los engaños a golpe de desgarro
y morderme las manos.
Y hacérmelas sangrar.

Elijo el acostarme cada noche palpitando
y despertarme inquieta,
o pletórica, o triste, o agitada.
Pero latiendo.

Elijo cada lágrima que me hicieron llorar,
cada arruga que hoy me marca la cara y que ayer no tenía,
y ese mechón de canas que me brotó en tan solo dos semanas.

Elijo mis momentos de rabia y de rencor,
de maldecir en alto,
de asquearme por todo.

Elijo entusiasmarme con lo que huele a vida
sin importarme el qué.
Tener ganas de más y de más fuerte.

Elijo cómo quiero y cómo soy,
a excepción de dos pares de defectos
y de alguna manía nacida de pasadas heridas.
O muy a su pesar.

Elijo serte fiel y leal y constante,
y valorar cada esquina de ti,
y lanzarme a tu boca a cada instante.
Y amarte para siempre,
 milímetro a milímetro.
Elijo.


  • Compartir:

Tal vez te guste...

0 comentarios