PORQUE TE BUSCO Y NO

Porque te busco y no. 
Porque te espero sin saber qué espero. 
Porque mi sueño esconde 
la fragua de tu hermético. 

Porque entre las rendijas 
se te escapa a veces 
un desliz de inconsciente 
que me enciende. 

Porque aunque te maquilles, 
aunque cambies la mueca,
me tiendes una mano 
en busca de alimento. 

Porque tu niño habita en cada letra 
y levantas una barrera al mundo. 
Porque hasta la torre más alta 
se derrumba a fuerza de ternura. 

Porque si vienes a por mí,
es porque existo. 

Porque si sigo aquí,
es poque vives.






Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)