METAMORFOSIS



Se avecinan los tiempos de un cambio ineludible.
Se adivinan momentos de gran metamorfosis,
de pasos hacia orillas antes inexploradas, antes desconocidas.
Una imagen interna y sin forma definida,
sin colores ni nombre
se me aparece en tiempos de silencio.
Y clama a gritos el salto definido,
cada vez más frecuente,
a ese lugar incierto, hacia quién sabe dónde.
Etapas agotadas, conductas ya marchitas,
que murieron de viejas, de gastadas, de usadas
y que ya no funcionan.
Me sirvieron un tiempo, eso también es cierto.
Me elevaron por dentro,
me sacaron de huecos obsoletos y oscuros,
pero les falta el aire ya, la luz se agota.
Y me piden a voces que avance hacia otros lares,
sin perderme en la esencia, sin quedarme olvidada,
sin rincones sombríos,
sin faltar a mis modos, ni dejar de ser yo.
Pero que avance y crezca.
Que me cure por dentro
y me sane por fuera.
Que aprenda de mis fallos
y potencie mis logros.
Pero tal vez más viva,
más astuta y más sabia.

Se avecinan los tiempos de un cambio ineludible,
sin faltar a mis modos, sin dejar de ser yo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)