ESTAMOS HECHOS DE PEDAZOS DE HISTORIAS






        Estamos hechos de retales. De pedazos de historias vividas en primera persona y de cuentos oídos de terceras bocas. De trozos de sentimientos variopintos, complejos, contradictorios, puros y locos. Estamos hechos de recuerdos, de fotos mentales y de olores, pero también de sueños y proyectos. Estamos hechos de olvidos imposibles y de posibles remembranzas. Estamos hechos de lo que deseamos ser de niños, de lo que otros quisieron que fuéramos, de los planes frustrados y de las vueltas de tuerca para buscar caminos alternativos. Estamos hechos de desobediencia a la cordura y devoción a la locura.

     Estamos hechos de cariño y de rencor a partes iguales. De lujuria y de ternura. De materialismo y de altruismo en proporciones diversas, según el caso. De soberbia y orgullo, de buenas intenciones y generosidad. Estamos hechos de cada uno de los besos recibidos. De los te quieros oídos y de los pronunciados. De los desengaños, del despecho y de las reconciliaciones. Estamos hechos del amor que perdimos, de lo que pudo ser y no fue, de los mea culpa entonados y de lecciones de vida, mejor o peor aprendidas. De las amistades rotas, de duelos, de sentimientos intensos y de agua salada. Estamos hechos de sexo sin nada de amor y de mucho amor con sexo. De las huellas que esos pedazos de historias nos han ido dejando hasta llegar a hoy y a aquí. 

     Estamos hechos de las marcas de quienes nos influyeron, nos amaron, nos provocaron, nos enajenaron hasta el límite y nos clavaron la daga. De quienes interfirieron y abortaron nuestra felicidad. De quienes nos toman de la mano y nos recogen los cristales, y también de quienes nos reciben ya recompuestos, predispuestos, infinitos. Estamos hechos de quienes nos hacen brillar el corazón y de quienes nos lo habitan. Estamos hechos de quienes nos deslumbran. Somos, pues, rompecabezas de mil piezas en los que cada una encaja con sincrónica perfección con la contigua.

     Estoy hecha de pedazos de historias,… mis historias, de mis sentimientos en plena ebullición, de lo que no supe encajar y de lo que resolví con eficacia.… Estoy hecha de mí. Sin aderezos. 

________________________________

  “Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, 
pero a mí un pajarito me dijo que estamos hechos de historias”.
(Eduardo Galeano)





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

¿QUIERES TERMINAR CON LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN?

LA ECUACIÓN DE DIRAC: (∂ + m) ψ = 0