NO LEAS, SI NO PIENSAS


Feria del libro de Santander, 2018


    Te voy a decir algo, corazón, y amárratela al dedo, hazle un favor al mundo,...

    Si no vas a poner la mente a funcionar, no leas, no te esfuerces. No automatices tu ejercicio ni te asomes a tragar sin masticar. A tirar de anécdota, de frivolidades, a cotillear de lo que no comprendes. A leer por leer, a no entender las letras como el símbolo del interior humano de quien las moldea. No leas.
  Si no vas a pensar, no leas, no. Tampoco si no vas a querer mejorar tu entendimiento, tu capacidad lingüística, tu vocabulario, tu pensamiento crítico, tus emociones, pero sobre todo tu comprensión del hombre y tu empatía. No leas.
    Si no vas a respetar ni a darle su valor a quien cuida su mente, a quienes la cultivan, no leas. Tampoco si no aprecias la cultura, si no aportas a ella ni un granito de arena, y ni te molestes si no sabes beberla, ni tan siquiera un sorbo. No leas. 
    Si no vas a salir de tu microcosmos de comodidad barata, no leas. Tampoco si eres de los que ensalzas el analfabetismo consentido, la basura mediática y te pones la medalla de no saber de nada con orgullo. Entonces por favor, no leas.
   Si te matan los celos de quien sabe mil veces más que tú, de quien quiere aprender constantemente, no leas.
  Si no vives de veras, si juegas a vivir la vida ajena, no leas. Si nunca has construido, si no hay en ti atisbos de respeto a los demás, no leas. 
   Y menos aún leas, si no has sido capaz de comprender que la vida va en serio. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

¿QUIERES TERMINAR CON LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN?

LA ECUACIÓN DE DIRAC: (∂ + m) ψ = 0