NOCTURNO X



Hoy un viento fresco, procedente de nuestro verdísimo mar del norte, se abrazaba con una lluvia incesante. Emulaban ambos el enamorado paseo de un tardío e incipiente otoño. Con cada brizna de aire, el olor de la tierra mojada me invadía el cuerpo. Y este, tibio, erguido, enredado y asentado sobre los mosaicos de mis pensamientos y la acentuadísima intuición que me acompaña, caminaba con la firmeza de un general en su definitiva batalla.

Últimamente me siento volar sobre una fotográfica y exacta estampa en continuo movimiento evolutivo, empujada por el mencionado viento de mi tierra y alimentada con el sabor de una serena experiencia de vida.
Ni el más sabio de los filósofos, ni el más delicado de los poetas, ni el más exquisito de los pintores podría competir conmigo en la claridad con la que estoy dibujando mi vida.
Lo más auténtico de mí ha renacido a partir de ásperas cenizas provenientes de un larguísimo, lento y voraz incendio; y enlazando lo aprendido en estos años con la pura y extractada esencia de mí misma ha surgido lo que hoy soy.

Respiro cristalino entendimiento, exhalo pacífica verdad sin disyuntivas y para mis adentros tengo la más absoluta de las certezas de que lo que sé, intuyo, percibo, siento, medito, concluyo, decido, alimento, fomento, valoro, defiendo, lucho, disfruto, amo, leo, observo, traduzco, respeto y vivo….¡es! Lo es.

En los últimos minutos de mi noche me llevo a la cama la sensación de que el tiempo me da la razón: mis intuiciones me mantuvieron arraigada a mi autenticidad.

(Me voy con ellas a compartir mis sueños. No las cubriré de transparentes sedas, pues desnudas cuidarán de que las revelaciones de mis sueños continúen nutriéndome de valentía. Necesito mucha para compartir con algún corazón sensible).


AUDIO RELATO - Música: Classical gas, Eric Clapton 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

¿QUIERES TERMINAR CON LA CULTURA DE LA VIOLACIÓN?

DOCENTES NO DECENTES