POR ESAS LETRAS QUE TE PERTENECEN


Dicen que la inmortalidad se forja en la palabra escrita. Nace en el arte y pervive entre los renglones que se alinean en las páginas de ejemplares olvidados. 
Y pasa el tiempo. 

Podrá no recordarse ya el nombre de algún autor perdido, pero aquel que se eleva en cada párrafo, en cada verso, revive en cada gesto con el que un lector entornará sus hojas.

Si un escritor sobre ti escribe, pues, prepárate para quedar eterno en su memoria y en la mente de quienes accedieron a cuanto de ti se dijo.
Si un escritor lo que sobre ti siente expresa, ten por cuenta que es grande el lugar que en su interior ocupas. Pues no hay acción de mayor fuerza para él que el dejar salir sus emociones sin censuras, que el de ofrecerlo al mundo y el de esculpir con tinta tu persona. 
Si un escritor sus letras te dedica, no dudes de que has marcado su existencia, pues es sabedor de que te mantendrá a su vera para siempre y que del mismo modo habrás quedado vinculado a su persona eternamente.


Y así te digo, A, que jamás antes yo dediqué mis letras. 
Y que si a ti te escribo es porque hallé verdad de la que no esperaba. 
Que mi sentir contigo me dejará mil marcas indelebles. En mi piel y en mis letras. 
Y que si no las grito ahogaría con ello su grandeza.
Porque son tuyas y no mías tan solo.
Porque las letras no solo le pertenecen a quienes las escriben, sino a la persona que provoca el sentimiento que las inspira.
Porque te llevo dentro. Y porque te quiero.





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)