PEQUEÑOS ESBOZOS (II): Sin ti yo...



Hay días 
en los que me muero de ternura.

Noches 
en las que me muero por sacar 
todo aquello que guardo doblado, 
bien planchado y ordenado 
en algún rincón del alma 
y cerrado con siete llaves.

Horas 
en las que corro la casa 
reprimiendo unas ganas inmensas 
por gritar agravios y elogios al aire, 
a falta del destinatario.

Minutos 
que se me hacen eternos 
de voluntaria impotencia reposada
 en obligadas decisiones
tomadas contracorriente.

Segundos
que se clavan como agujas
sin ti.

Hay días
en los que me muero 
de ternura y de ausencia,
de rabia y de resentimiento,
de pasión y de amor,
de reproche y de comprensión.

Hay días y hay noches,
y minutos y horas
y segundos absurdos
de estupidez humana
y de hechos inmutables.

Y no puedo hacer nada
y se apaga la luz.
Que asomen las oriónidas mientras duermo
e iluminen el mundo,
que perdí las nociones
del tiempo y del espacio,
que sin ti yo... (shhh)


Life, Erick Oh






Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)