ENAMORARSE

  Decía Jorge Luís Borges que uno está enamorado cuando se da cuenta de que esa persona es única. Así lo siento yo, así lo sentimos todos, ¿no es así? Porque claro que es posible hacer un listado con todas aquellas cualidades que gustan, atraen y llenan de la otra persona, pero se trata más bien de identificar y reconocer los aspectos en los que la admiras. Yo no diría que se trata de las razones de ese enamoramiento, se quedarían cortas a mi modo de ver y según mi modo de sentir. Y he respondido más de una y de dos veces a las preguntas de qué ves en mí o porqué te has enamorado de mí. Y lo he hecho enumerando la larga lista de cualidades -y hasta algún defecto-, que me atrapaba del otro, porque de alguna manera hay que verbalizarlo. Sin embargo, he de decir que hay algo más, mucho más grande y que tiene que ver con lo que decía Borges. Y dado que yo me dedico a escribir a diario, que el tema es mi mascarón de proa -como se ve por aquí y mencioné en mi publicación anterior-, y que son mis entrañas de lo que aquí se trata, voy a volver a ello. 

     Si se me preguntara ese porqué,...

Porque no hay más razón que sentirte especial. Que no saber ni cómo, ni por qué, mas sentirte especial. Y digo bien, "sentirte". Que podría pensarlo o podría creerlo, pero hablo de sentirlo. Y de sentirte único. Contando una por una cada letra hasta reunir completo el alfabeto. Y desde la primera. Cada una en su color, su matiz, su contraste. Distintas todas ellas y hasta raras, pero así combinadas, componiendo tu nombre, el hombre que eres tú. Eso es enamorarse. Saber que nadie más tiene lo que él posee, llenarte en ese modo único y en rincones inéditos. Nadie. Eso es enamorarse. Así es como yo lo SIENTO.








     

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)