MIEL y LIMÓN



Miel y limón para el otoño recomiendo,
que el tiempo está muy loco y cambia sin cesar.
Nos arranca la ropa sin pensar
que se helará la piel de madrugada.
Nos quiebra la garganta, brisa helada,
nos empaña los ojos y los hace llorar.

Miel y limón serán la mejor cura,
que si el ácido escuece, ayuda a digerirlo su dulzura.
Y aunque queme por dentro,
que quemará presiento,
es necesario el trago,
inevitable intento,
acudan a tomarlo con premura.

Miel y limón para el otoño recomiendo.
¡Un momento!, perdón, ¿he dicho otoño?,
... quise decir amor.
Discúlpenme el error, 
no sé dónde tenía el pensamiento.

Pero sirva el remedio,
relean la receta,
mismo mal,
y tómenlo sin miedo.
Que cuando llega el viento,
cuando inundan las lluvias
si es profunda la herida, 
si se quiebra la voz,
aunque queme y escueza,
tomen miel y limón.
Que eso lo cura todo,
y también el amor.
Cuando cae de los árboles. Cuando nos dice adiós.



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)