LEO PORQUE SIENTO PROFUNDAMENTE

DÍA DEL LIBRO


  Me gustan los libros porque me permiten comunicarme con  mi interior más sensible. Sus páginas me ayudan de un modo u otro a enriquecer mi lado emocional, a ponerlo frente mí y a aceptar mis sentimientos. Me gustan los libros porque he escuchado en ellos declaraciones de amor hermosísimas y juramentos de venganza eterna. He sucumbido en ellos a la tristeza ante la injusticia, conocido la maldad humana y señalado la mezquindad de los ciegos de conveniencia. Los libros han contribuido a mi valoración de las emociones por encima de todo. Y es que eso sucede cuando asistes a la destrucción de docenas de vidas a quienes se prohibió dar rienda suelta a sus sueños y deseos. Me han ayudado a comprender y a empatizar, a cerrar los ojos y pensar en lo que me ocupa el alma. Y a enternecerme envuelta en el momento. Me han enseñado a sentir valor y a decirme que puedo con aquello que tenga delante. Con eso y con más. Me han mostrado el verdadero modus vivendi del hombre con el paso del tiempo. Me han reconciliado con el dolor y enfrentado con verdadero desprecio a los indolentes que se juegan el corazón de las personas por dos monedas de ego.

    Me gustan los libros, sí. Y es que leer me ha hecho más culta, obviamente, pero sobre todo me ha hecho más conocedora de las entrañas humanas. Y fundamentalmente me han enseñado a ver la vida desde dos pasos más atrás, con perspectiva de amplia área. Mi vida entre libros me ha separado de alguna que otra hora, que otro día, que otro mes,… años incluso, de llevar a cabo otras actividades propias del rodar del mundo. Y con ello me ha dejado la marca de alguna que otra arruga, algún que otro pliegue y unos ojos algo más cansados. Pero, ¡bendito sea todo ello!

    Me gustan los libros porque siento, en efecto. Porque me siento viva. Porque me entrego. Porque amo. Porque al leer esas palabras siento que quien las escribe me acaricia desde lejos. Porque al escribir soy yo quien acaricia dulcemente con toda la fuerza de mis sentimientos. Y porque espero con todo mi corazón que esa caricia sea certeramente recibida.



FELIZ DÍA DEL LIBRO, 
Feliz 23 de abril.

Porque nunca nos falten. 
Porque a todos lleguen. 
Porque todos los días del año sean 
el día de la cultura, el día del libro.







Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)