PEQUEÑOS ESBOZOS: No me falta, me sobra

By MARÍA GARCÍA BARANDA - agosto 27, 2017




Entre lo que me falta y lo que me sobra hay una notable diferencia, así que mucho ojo.

A razón,

De que no es lo mismo envolverse de carencias. 
De rasgos no tenidos. 
De que te falta gracia, ¡mi lindura! 
O algún rasgo bonito aquí o allá. 
O una pizca de aquello indescriptible, c’est que je ne sais quoi
De que eso no es lo mismo, no, en absoluto, a que me sobre…

… alguna comedura de cabeza, esa desconfianza en tal o cual asunto. Algún que otro centímetro, en esa zona. 
Algún kilo tal vez. De más, sí, claro. Que es por eso que sobra. 
Un enfado a destiempo. Un diente mal sentado. 
Una palabra fuerte. Insomnio o mal humor.
Dos o tres cualidades, ¡que para qué tanto! 
Y hasta romanticismo inalcanzable y ganas de querer. 
Y de querer querer, de esas también. 


Que no es lo mismo, ¡ni hablar! Que a mí me falte algo a que me sobren rasgos, ¡déjate! Que esos ya iré soltándolos a medida que avanzo. 

  • Compartir:

Tal vez te guste...

0 comentarios