PEQUEÑOS ESBOZOS XII: sin título

   Para mí el amor es quererte tal cual, completamente. No lo entiendes. Es no querer marcharme a ningún sitio. Es hablar siempre con la boca pequeña cuando digo alejarme. Y con la boca inmensa cuando te menciono. Es no querer perderte de vista y no poder por ello. Y no a la inversa. Es que por fin me dé exactamente igual el ayer o el mañana, el nombre del asunto o el famoso porcentaje. Porque,... y eso, ¿cómo se mide? Que olvide totalmente el qué pasara o lo que haya pasado. Es que quizás con mi ayuda todo sea distinto. Es darnos la mano, sin más para tirar los lastres. Es escuchar otra música que pueda ser mejor melodía.
    Para mí el amor es tu infinita importancia en mi vida. Es que quien eres me llena el alma. Es que no atiendo a razones, ni a insustancialidades. Es que estás siempre presente. Y es que es ese presente el que yo quiero. Es ese "a tu manera",... porque es tu manera la que yo quiero. Es que antes de ti...no. Es que hay un antes y un después. Es que no hay marcha atrás. 



Entradas populares de este blog

EL ADULTO ES UN NIÑO ESTROPEADO

DOCENTES NO DECENTES

LA EDUCACIÓN DE UN PAÍS NO ES SINO EL REFLEJO DE LA SOCIEDAD QUE LO HABITA (Primera parte)